la experiencia lo es todo

Los errores son tus mejores amigos. Algunos le llaman experiencia

Los errores son tus mejores amigos. Algunos le llaman experiencia

Una cosa es el valor que le damos los músicos a nuestro espectáculo y otra cosa es el valor que nuestro clientes necesitan.

Año 2003, Tenerife de nuevo. Mi Papito, es decir mi amor, es decir el de ayer de la peli porno, que desde entonces es nuestro mánager además de técnico de sonido consigue entrar en una gran cadena de restaurantes en el sur de Tenerife, 14 grandísimos restaurantes y la mayoría de ellos con show musical.

Le dicen que quieren probar el grupo en uno de los restaurantes y le piden que se pase al dia siguiente por las oficinas para cobrar y decidir en que restaurante íbamos a trabajar.

Era un deseo cumplido, entrar allí suponía trabajar 5 días a la semana mínimo. había llegado por fin la estabilidad que tanto necesitábamos.

Llegamos al restaurante y hicimos nuestro show, un show que ya entonces era muy divertido y participativo. Lo dimos todo, el publico entregado ¡Todo el mundo dando palmas! y el publico a dar palmas, ¡Todo el mundo de pie! y todos se levantaban a bailar y desparramar.

La noche se nos hizo corta, los camareros súper felices, los clientes disfrutaron como locos, no querían irse del local aunque ya se hizo la hora de cerrar. Todos se deshacían en elogios, un éxito completo.

A la mañana siguiente, Papito se fue a las oficinas mas ancho que un pavo real. Iba dispuesto a elegir restaurante e incluso subirle el caché al jefe. Un éxito como ese había que aprovecharlo.

Llega a la oficina, el jefe estaba muy serio, a duras penas le saluda y le señala con el dedo a la secretaria. La secretaria saca un sobre con el caché de la noche anterior sin ningún comentario mas.

Papito se dirige de nuevo al Jefe y le dice ¿Que? ¿ya te han contado?

Si ya me han contado, y ¿bueno que?, ¿Dónde quieres que empecemos?

¡Lo que quiero es no volverte a ver por aquí!.

Pues entonces es que no te lo han contado bien, ¡aquello fue un éxito! ¿Éxito?, me has hecho perder mas de 3.000 € ¿Y eso? Yo vendo cada mesa tres veces por noche contigo solo las he vendido una vez. ¡Si los clientes dan palmas y bailan no se comen el filete y si no se lo comen no se van y no puedo vender la mesa otra vez!

Menos mal que Papito aprende rápido y reacciono bien. Le dijo "Coño tío es verdad" (esa frase nunca falla) pero dame esta noche otra oportunidad y veras como cambia todo.

¿Que vas a hacer? y le contestó, vamos a hacer un show lo suficientemente atractivo para que la gente de la calle entre a cenar y lo suficientemente coñazo para que no les merezca la pena quedarse de sobremesa. Pero a las 23.30 haré exactamente lo mismo que ayer para que la ultima rotación de mesas se quede hasta el cierre dando palmas, bailando y tomando copas.

Y así lo hicimos y trabajamos con el varios años. Todos felices menos los camareros que a partir de entonces trabajaban mucho mas que antes.

Mi papito siempre comenta que aquello es lo que le enseñó a trabajar

Los errores son absolutamente imprescindibles y de donde extraer las mejores enseñanzas. Algunos le llaman experiencia

Suscríbete a mi newsletter y no te pierdas nada

Si quieres ver otras publicaciones parecidas a Los errores son tus mejores amigos. Algunos le llaman experiencia haz click en Anécdotas.

Si te gustó este articulo seguro te gustaran estos otros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies solo para mejorar tu experiencia en nuestra pagina. No comercializamos con tus datos Mas Informacion